Image default
Geekzilla » Reseña: Sony Alpha 7RIV, 61MP a nuestro servicio
Reseñas Tech

Reseña: Sony Alpha 7RIV, 61MP a nuestro servicio

Sony lleva todo el asombrándonos con su catálogo de productos para fotografía, desde la presentación de la A6400, pasando por la action cam RX0 II o la compacta RX100 VII nos dice que su estrategia es escuchar a sus usuarios y ofrecer la mejor solución que se adapte a sus necesidades. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de probar por unos días su nueva joya, la poderosa cámara sin espejo Sony Alpha 7RIV.

Características

La línea de cámaras R de Sony siempre se ha distinguido por tener sensores con una resolución alta, y la nueva cámara sin espejo Sony Alpha 7RIV ostenta un sensor de 61MP, el cual, es un gran avance en comparación a su predecesora, la aún vigente Alpha 7RIII. Como es costumbre en esta línea de cámaras, la estabilización de imagen juega un papel muy importante y en la 7RIV vemos una gran mejoría al tomar foto y video.

Sensor CMOS retroiluminado de full-frame de 61 MP

Este sistema también está detrás del modo de disparo Pixel Multi Shift, una característica que ya hemos visto en otras cámaras de Sony, pero en este caso ha ganado una mejoría considerable, esto al capturar una serie de imágenes que pueden fusionarse para crear un archivo único de alta resolución.

Pero, ¿qué lo hace diferente?, mientras que la Alpha 7RIII era capaz de capturar imágenes para ofrecer archivos de hasta 169.9MP, con el nuevo sensor que presume la Alpha 7RIV podremos tener archivos monstruosos de 240MP, aunque, para lograr esto es necesario usar el software Imaging Edge.

Sony entrega a esta nueva cámara, la última versión de su motor de procesamiento de imágenes BIONZ X, el cual, permite a la cámara capturar imágenes a una velocidad de 10FPS (cuadros por segundo) con el enfoque y exposición automáticos habilitados, siendo muy impresionante por el tamaño del sensor.

El último motor de procesamiento de imágenes

La cámara Sony Alpha 7RIV permite que el procesador y el sensor funcionen en conjunto para capturar videos en 4K a 30P, pudiendo ser capturados en formatos Full-frame o en 35mm. Al usar este último, la cámara alcanza a grabar en 6K con una lectura de pixeles completa y sin “pixel binning”, para mejorar la calidad de las imágenes antes de reducirlas a 4K.

La grabación de video soporta los modos HLG, S-Log2, S-Log3 y Gamm, Display Assist, con soporte para Time Code IN/OUT. En este rubro, el cambio más importante es la integración de la zapata de interfaz múltiple, que permite grabar audio de forma digital integrando un micrófono “shotgun”, como el ECM-B1M, aunque eso no significa que no se pueda seguir usando el siempre confiable puerto de 3.5mm.

El visor integrado también recibió mejoras, seguimos encontrando un panel OLED de 0.5” con una velocidad de 120FPS y un aumento de hasta 0.75x en 35mm, pero aumentando la resolución, pasando de 3.69 millones de puntos a unos asombrosos 5.76.

La pantalla trasera se mantiene igual, lo cual podría ser una queja que han tenido los usuarios al limitar el movimiento hacia arriba o abajo, nos hubiera encantado que la pantalla fuera más versátil.

En cuestión de almacenamiento, la Sony Alpha 7RIV integra un doble slot para integración de memorias SDHC/SDXC, y Sony se ha asegurado que ambos puertos soporten memorias UHS-II.

Dos ranuras de soportes, compatibles con UHS-II

Una mejora substancial fue en el tiempo de la batería, ya que se pueden capturar hasta 530 disparos cuando se usa el visor y hasta 670 cuando se usa la pantalla LCD, aunque estas cifras pueden ser subjetivas, ya que un fotógrafo profesional seguramente podrá sacarle mucho más jugo.

Diseño

A simple vista la Sony Alpha 7RIV no presenta muchos cambios, sin embargo; al segundo vistazo, podemos percatarnos de ciertas mejoras que la mayoría de usuarios había pedido a gritos por años.

La rueda que controla la exposición que se encuentra en la parte superior se puede modificar al dar un pequeño toque, ya que este botón funciona como un seguro, así podemos girar sin la necesidad de mantenerlo presionado para realizar algún cambio.

La rueda que se encontraba incrustada dentro del cuerpo con solo la mitad visible para girar, ahora se encuentra en la parte superior. Esta rueda tiene un movimiento suave pero firme. Lamentablemente el tener 3 ruedas de interacción en la parte superior hace que sea un tanto incómodo, pero al menos es mejor de lo que teníamos antes, solo es cuestión de acostumbrarse, a nosotros nos tomó solo unos minutos el habituarnos a estos cambios.

El botón AF-On, ahora es más grande, mientras que el selector múltiple que es usado para cambiar el punto de enfoque y para navegar por los menús cuenta con un acabado granulado, para que su manipulación sea más fácil. Honestamente se siente mucho mejor la cámara responde a los movimientos muy bien ante los movimientos en diagonal igual que los horizontales y verticales.

La resistencia al polvo y a la humedad ha sido mejorada de forma considerable, con un sellado en áreas sensibles. La tapa ahora se puede abrir y cerrar en un solo movimiento, solo resta jalar un poco hacia atrás, logrando una acción fluida.

Dentro de la Sony Alpha 7RIV se ha instalado un nuevo obturador que ofrece una vida útil de 500,000 presiones, contando con un motor de respuesta rápida que atenúa la vibración del obturador mecánico, mejora que permite que incluso las vibraciones más leves puedan privar el uso de estas cámaras con todo su potencial, una vez que lo usas te das cuenta de la mejoría.

La construcción de la cámara Sony Alpha 7RIV es robusta con una clara atención al detalle. Las puertas de cada puerto, aunque no están marcadas, tus dedos sentirán esas pequeñas protuberancias para abrir y cerrarlas, sin embargo; hay que realizar una doble revisión ya que algunas veces puede resultar un tanto complicado cerrarlas al primer intento.

El agarre de la Alpha 7RIV nos ofrece un rediseño muy sutil que proporciona una mayor comodidad y un mejor soporte para los dedos medios y meñique. Esa área ha sido recubierta con una goma que evita la fricción. Como resultado esta cámara es cómoda de sostener y se siente segura en las manos, y debería de serlo con el precio que tiene.

En resumen, esta cámara se siente resistente al tacto como sus predecesoras, pero con mejoras que son muy bienvenidas.

El mejor auto-enfoque que podemos conseguir

La mayoría de fabricantes le han puesto mucha atención al desarrollo de tecnologías que mejoren el enfoque de forma automática y Sony es líder en el rubro con sus sistemas Real-Time Tracking y Real-Time Eye AF. La Sony Alpha 7RIV incluye ambas y trabajan en conjunto cuando se trata de realizar el seguimiento de una persona o un animal en movimiento.

Configurada para enfocar de forma continua, la Alpha 7RIV, es capaz de realizar un seguimiento de un cuerpo en movimiento, a menos que se tenga un modo de enfoque ya predeterminado y lo coloque sobre el mismo cuerpo. La forma más fácil de indicarle a la cámara donde enfocar, es con un simple toque a la pantalla en el punto que queremos y dejar que la cámara haga el resto.

Retratos impresionantes con el seguimiento en tiempo real

Cuando sacas de la caja la Sony Alpha 7RIV, no solo es capaz de rastrear cuerpos en movimiento, sino que cambia el enfoque al rostro cuando se detecta y la detección ocular se activa cuando el cuerpo está más cerca. El hecho de que cambie entre modos de una forma tan fácil y rápida es de gran ayuda. Esta caracteriza a Sony de sus competidores en estos momentos.

Aunque, hay algunos puntos que tener en consideración. El primero, es que, si bien la Alpha 7RIV funciona de maravilla cuando el cuerpo no se encuentra oculto, en la configuración predeterminada se puede perder el enfoque en cualquier momento a medida que, se interponen otros elementos, por lo que se debe pasar del modo automático a ajustar la sensibilidad de seguimiento a través del menú.

En segundo lugar, contamos con muchas opciones en el menú para de autoenfoque ocular, aunque, cambiar entre modos puede resultar un tanto tedioso, especialmente si tienes el tiempo limitado, por lo que, en estos casos es recomendable asignar los modos que uno prefiera en los botones personalizables. Afortunadamente Sony es muy generoso con las funciones que se pueden asignar a cada botón, por lo que aprovechar esta ventaja te pone en otro nivel.

Selección de ojo para cumplir tus necesidades

Al usar el modo AF-S, la Sony Alpha, 7RIV, es capaz de enfocar un cuerpo a una velocidad impresionante. Usando un lente FE 24-70mm f/2.8, la cámara enfoca en cuanto se pone el dedo en el obturador y presionarlo a la mitad y continuar enfocando con un pequeño retraso, siendo esto sumamente útil en diferentes escenarios.

Artículos relacionados

eFootball PES 2020: fútbol enserio para fans

Rafael García

Reseña: Anthem

Rafael García

Sony RX100 VII: La cámara compacta definitiva

Erik Contreras
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo al seguir navegando. Aceptar Leer más