Image default
Geekzilla » Reseña. Fire Emblem: Engage – Nueva vida a los combates de la vieja escuela
GamingGamingLanzamientosNoticiasReseñas

Reseña. Fire Emblem: Engage – Nueva vida a los combates de la vieja escuela

Cat Bussell, de 11 años, ha sido arrastrada a unas vacaciones familiares en España. Las soleadas vistas de Málaga y el calor templado son completamente inútiles para esta proto-nerd pálida. Se esconde en una habitación a oscuras mientras el aire acondicionado apenas mantiene a raya el excesivo calor del “exterior”. La habitación es pegajosa y desagradable, pero no importa porque la joven Cat tiene Fire Emblem en la Game Boy Advance, y eso lo arregla todo.

La sutil alquimia de los encuentros de Fire Emblem Engage me transporta a esos días malagueños. El último Fire Emblem ofrece una experiencia de combate por turnos que me mantuvo jugando hasta altas horas de la madrugada. El desarrollador Intelligent Systems no sólo ha vuelto a los fundamentos de su sistema de combate, sino que lo ha mejorado, iterando sobre ciertas características para añadir niveles extra de toma de decisiones y personalización.

En Fire Emblem, diriges un ejército de soldados de anime en batallas por turnos que tienen lugar en cuadrículas similares a las de XCOM. Estos encuentros se completan con escenas de anime melodramáticas, pero normalmente divertidas, que hacen avanzar la historia. En los Fire Emblems más recientes, incluido Engage, asumes el papel de un personaje autoinsertado en blanco que pasa el rato con los personajes del juego entre batalla y batalla. Es una fórmula sencilla pero satisfactoria.

Te recomendamos: Reseña Nvidia RTX 4090 – El GPU más poderoso de Nvidia ¿es para ti?, análisis para novatos

Las batallas de Fire Emblem nunca han tenido mejor aspecto ni sensación. Las magníficas animaciones de ataque y el delicioso diseño de sonido están a la orden del día. En cuanto a la lucha en sí, el combate de Engage tiene una cadencia única y satisfactoria que supera a los juegos clásicos de Fire Emblem y sitúa al nuevo título de Intelligent System en una liga propia.

Cada decisión difícil que tomas en la batalla invita a tomar docenas de decisiones más adelante. ¿Avanzas con tu mago cañón de cristal para acabar con un caballero fuertemente acorazado? ¿Cómo minimizas el riesgo para tu frágil usuario de magia si lo haces? ¿Intentas colocar una unidad de caballería en el camino, o haces que un monje obstruya una parte del campo de batalla con un bastón? El combate de Engage está repleto de preguntas, y de ti depende responderlas.

Te recomendamos: Reseña Nvidia RTX 4090 – El GPU más poderoso de Nvidia ¿es para ti?, análisis para novatos

Fire Emblem Engage está lleno de innovaciones en las viejas mecánicas de la serie. Por ejemplo, los contraataques. Tradicionalmente, en Fire Emblem, si golpeas a un enemigo y no lo matas, te devolverá el golpe automáticamente: una amenaza debilitadora y a veces mortal a tener en cuenta en cada asalto. Fire Emblem Engage te ofrece una forma de sortear esta amenaza gracias a la nueva condición de “ruptura”. Golpea a un enemigo con un arma a la que sea vulnerable y lo dejarás desprevenido. Inflige un “quiebre” a un malvado jefe que tenga debilidad a las hachas y, de repente, tus frágiles unidades podrán acercarse e infligir graves daños sin temor a represalias.

Una característica totalmente nueva son los anillos emblema, y son una herramienta esencial. Dale uno de estos anillos a un soldado de tu ejército y le permitirá usar el poder de un héroe del pasado de Fire Emblems. Esto les da acceso a nuevos rasgos que pueden aprender por sí mismos y les permite fusionarse con el fantasma en cuestión, convirtiéndolos brevemente en una superunidad potenciada. Esto añade un toque adicional a una ya de por sí sofisticada mezcla táctica.

En Fire Emblem Engage, pasas el tiempo entre batalla y batalla en Somniel, una isla fortaleza flotante en medio del continente. Aquí puedes recoger objetos, cocinar, dirigir a tus soldados e incluso participar en batallas multijugador. Sin embargo, el grado en que puedes usar este tiempo para estrechar lazos con el reparto secundario es sorprendentemente limitado.

Te recomendamos: Reseña Nvidia RTX 4090 – El GPU más poderoso de Nvidia ¿es para ti?, análisis para novatos

Por desgracia, para Fire Emblem Engage llega pisándole los talones a Fire Emblem Three Houses. Lanzado en 2019, Three Houses suponía un atrevido alejamiento de las normas de la serie y te ponía en la piel de un profesor de una academia militar. Te permitía conectar más íntimamente con el elenco del juego, pasando tiempo con ellos de uno en uno, ayudándoles a tomar decisiones en sus vidas y explorando sus historias y motivaciones en diálogos ricamente escritos. Engage no sigue los pasos de Three Houses. En su lugar, ofrece una experiencia mucho más lineal, con menos énfasis en las relaciones entre los personajes.

Engage sigue utilizando el sistema de apoyo, que te permite desbloquear conversaciones entre tú y tus aliados si pasas tiempo luchando a su lado o haciéndoles regalos. Sin embargo, estas conversaciones están, en su mayor parte, desconectadas de la trama. Aunque algunas tienen resonancia emocional, son la excepción. Además, las conversaciones de apoyo de Engage se limitan al rango “A” en lugar del rango “S” habitual. Esto no solo significa que hay menos conversaciones, sino también que las opciones románticas se ocultan bajo la alfombra. Aunque puedes comprometerte en Fire Emblem Engage, no lo sabrías por cómo interactúan los personajes.

Te recomendamos: Reseña Nvidia RTX 4090 – El GPU más poderoso de Nvidia ¿es para ti?, análisis para novatos

En contraste con la sensación de relativa vacuidad de la fortaleza de Somniel, el monasterio de Tres Casas parecía bullir de vida y servía de telón de fondo para las interacciones sociales y el desarrollo de los personajes. Los acontecimientos geopolíticos generales de Tres Casas también sirvieron de ancla para contextualizar los orígenes y las luchas del elenco. Con el estallido de la guerra en el segundo acto del juego, muchos de los jefes no eran matones sin rostro, sino antiguos estudiantes que eligieron el bando contrario en el conflicto.

Engage a menudo parece carecer de este peso emocional. La historia es superficial y apenas te involucra con los personajes centrales. Un dragón malvado se está despertando y tienes que derrotarlo. Eso es todo. Ésa es la trama. Aunque me encariñé con algunos de mis soldados durante la partida, fue por su rendimiento en combate y por el miedo a perderlos, más que por un amor sincero hacia sus personajes.

Fire Emblem Engage ofrece una experiencia de combate táctico meticulosamente elaborada que me satisface y me encanta, pero el mundo en el que se desarrollan las batallas de Engage es soso y poco atractivo en comparación. Lleno de personajes monótonos que no hacen justicia al ambicioso y bien construido sistema de combate, me encantaría ver todas las inteligentes innovaciones de Fire Emblem Engage unidas al salto adelante en la narrativa que vimos en Three Houses.

Artículos relacionados

Hearth & Home, la actualización de Valheim ya está disponible

Geekzilla.tech

Buen Fin 2020: Hábitos de los consumidores que afectarán las ventas debido COVID-19

Geekzilla.tech

LG: El refrigerador InstaView Door-in-Door con Craft Ice será tu mejor aliado este verano

Alexa Hernández
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo al seguir navegando. Aceptar Leer más