Los aspectos a tomar en cuenta al comprar un televisor para jugar videojuegos

Hace más de un año, las consolas de videojuegos más populares se renovaron. El Xbox Series X/S y PlayStation 5 integran una potencia impresionante para llevar la experiencia gaming al siguiente nivel. Sin embargo, para poder aprovecharlo hay que tener un televisor adecuado ¿De qué sirve tener una máquina que pueda ejecutar títulos en 4K y 120 fps si tu pantalla no es compatible? Por eso, te diremos algunos aspectos fundamentales a tomar en cuenta, si quieres comprar una televisión.

Resolución 4K Y 8K del televisor

En las pantallas la resolución es mejor con un mayor número de pixeles; en este sentido las televisiones 4K tienen 3,840 pixeles horizontales y 2,160 pixeles verticales, aproximadamente 8.3 millones de pixeles. Mientras que las televisiones 8K tienen 7,680 pixeles horizontales y 4,320 pixeles, aproximadamente 33 millones de pixeles; números que se traducen en una calidad de imagen más vívida. 

Para que los videojuegos se muestren como los desarrolladores imaginaron, es necesario contar con una pantalla 4K. Actualmente, la mayoría de los nuevos títulos están disponibles en esta resolución; no obstante, algunas pantallas 8K cuentan con tecnología AI Upscaling para convertir cualquier contenido en 8K. 

HDR en el televisor

HDR o alto rango dinámico (High Dynamic Range) es una técnica que muestra detalles en imágenes muy brillantes u oscuras; lo que en videojuegos se traduce en una mejor visualización en escenas con mucha o poca luz, por ejemplo, en una cueva o un paisaje iluminado por el sol. 

Al analizar el HDR de una televisión, es importante fijarse en la forma en que se muestran escenas brillantes, qué tan bien se ve el contenido en negro oscuro y si se expresan los colores con precisión. 

Retraso de entrada bajo

En ciertos juegos, los segundos son cruciales para determinar la victoria de la derrota y en estos escenarios el tiempo de respuesta de la pantalla es fundamental. El retraso de entrada se refiere al tiempo entre presionar un botón en un control y ver reflejada la acción en el juego; se mide en milisegundos (ms) y entre menor sea el número la velocidad de reacción será más rápida. 

Tasa de refresco

Este término se refiere a la cantidad de imágenes fijas que aparecen en una pantalla en un segundo y se mide en Hertz (Hz). Por lo que si una televisión tiene 60 Hz puede mostrar 60 imágenes por segundo. Cuando una televisión tiene una tasa de refresco alta, las imágenes se ven más fluidas. En este sentido, las televisiones QLED de Samsung son capaces de correr juegos 4K a 120 Hz, con lo que se ven todos los detalles en 4K con claridad y contraste a 120 cuadros por segundo. 

Modo juego

Para no tener que estar pensando en todos estos aspectos a la hora de estar jugando, varias pantallas en el mercado tienen modos de juego que reconocen automáticamente cuando se conecta una consola para optimizar la imagen y el sonido. Por esta razón, las televisiones Neo QLED de Samsung cuentan con un Game Mode, que optimiza el juego y tiene una Game Bar para configurar con facilidad elementos como: la verificación de retraso de entrada, FPS, HDR, la salida de sonido y la relación de pantalla, para poder jugar en 21:9 o en 32:9 en caso de que se juegue un título de PC. 

¿Qué te parecieron estos consejos para comprar el televisor adecuado para el gaming?, ¿ya sabías algunos? Esperamos que te hayan servido y sigue al pendiente de geekzilla.tech para mantenerte informado de lo mejor de la tecnología.