La iniciativa #LeyInfluencerYA debe ser tomada en cuenta para transparentar la publicidad en redes sociales

¿Cuántas veces al día ves contenido de influencers, dentro de redes sociales, en el que promocionan algún producto o servicio? En lo personal, puedo decir que me pasa muchas ocasiones al día. Deslizarme por las historias de Instagram y videos de TikTok implica navegar por un mar repleto de “consejos”, por parte de cuentas con miles de seguidores. Sin embargo, la mayoría de las veces, este contenido no alerta que se trata de publicidad.

El origen de la iniciativa #LeyInfluencerYA

Uno de los casos más graves se dio el año pasado. Durante las elecciones federales de México en 2021, muchos influencers usaron sus redes sociales para incentivar a sus seguidores a votar por el Partido Verde; claro con un toque de persuasión para que no se viera tan obvio. Pero la realidad es que todos nos dimos cuenta y el 6 de junio la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral ordenó que se retiraran dichas publicaciones.

Esta orden afectó a 30 influencers que divulgaron su favoritismo por el Partido Verde. El delito fue infringir la veda electoral que indica que en el período, entre el final de las campañas y la jornada electoral, no se puede hacer proselitismo.

Todo esto llevó a que, el 29 de junio de 2021, las organizaciones Tec-Check, What The Fake y Los Supercívicos se unieran para impulsar la creación de una ley que controle la publicidad en redes sociales, bajo el movimiento #LeyInfluencerYA.

Como ya lo dije, la motivación principal de esta iniciativa fue el suceso ocurrido durante las elecciones. Pero también tuvo un gran peso la publicidad realizada en el Hot Sale 2021, según el comunicado publicado por el colectivo.

Las campañas de publicidad engañosa por parte de “influencers” durante plena veda electoral y en el Hot Sale 2021 evidenciaron la necesidad de regular la publicidad de creadores de contenido, “influencers” y otras figuras públicas en redes sociales. Los Supercívicos, What The Fake y Tec-Check A.C. solicitan al poder legislativo elaborar, en cooperación con la sociedad civil, empresas, agencias de marketing, cámaras, instituciones públicas y con los propios “influencers” y creadores de contenido, una iniciativa de ley para definir y regular la normatividad de este tipo de publicidad.

Influencers en México

Es importante recalcar que los medios tradicionales cuentan con un control de publicidad y, por el contrario, las redes sociales no. Esto es muy grave en un país con gran cantidad de influencers. En 2020, Influencity realizó un estudio enfocado en el comportamiento de influencers en Latinoamérica. La plataforma de Influencer Marketing con el mayor buscador del mercado demostró que México es el país con más “mega influencers” de América Latina.

Los denominados “mega influencers” son usuarios con más de un millón de seguidores y México tiene 179 de ellos. Además de que hay 920 “macro influencers”, es decir, usuarios con entre 100 mil y un millón de seguidores. ¿Cómo es que ni siquiera se ha discutido de una ley para regular la publicidad en redes sociales?

Como lo indica el colectivo conformado por Tec-Check, What The Fake y Los Supercívicos, hay muchos países que han tomado cartas en el asunto; el más cercano es España. Próximamente entrará en vigor la Ley Audiovisual que define a los influencers como “prestadores de servicio de comunicación audiovisual”; quienes tienen obligaciones y responsabilidades al comunicar.

Esto cobra aún más sentido si entendemos que 40% de los usuarios de Twitter han comprado algo por el tuit de un influencer, según un estudio de la plataforma de la que ahora es dueño Elon Musk.

Avances de la iniciativa #LeyInfluencerYA

Desde que el colectivo liderado por Maximilian Murck (director general de Tec-Check) inició la petición en change.org, han recabado 42 mil 223 firmas; al momento de realizar este artículo. Y el 26 de abril entregaron las firmas a la legisladora Indira Kempis Martínez de Movimiento Ciudadano.

Como ya lo dije en reiteradas ocasiones, el objetivo es que se creé una regulación que obligue a los influencers a decir claramente cuando su contenido está pagado; ya sea de forma monetaria o con algún tipo de beneficio.

Nosotros, como consumidores y ciudadanos, tenemos el derecho a tener publicidad transparente, veraz, clara, adecuada e identificable. Mientras que los creadores de contenido e “influencers” en países como Estados Unidos, Alemania o Reino Unido tienen la obligación de revelar cualquier relación comercial, laboral, personal o familiar con algún producto o servicio en todas sus publicaciones a través de redes sociales; en México estos personajes tienen completa libertad para abusar de la confianza de sus seguidores para generar ganancias y recibir beneficios sin tener que transparentar sus relaciones comerciales disfrazadas de “recomendaciones”.

Comunicado de Tec- Check

Hasta el momento, no se han dado a conocer más detalles sobre la reunión con la legisladora Indira Kempis Martínez. Pero ojalá esto sea tomado en cuenta para que el tema se discuta en las sesiones del Senado. Con suerte, próximamente los influencers tendrán que señalar su contenido pagado bajo el hashtag: #PUBLICIDAD.

Geekzillos, ¿ustedes qué piensan acerca de este tema y la iniciativa #LeyInfluencerYA? Dejen su opinión en los comentarios. Sigan al pendiente de la mejor información de tecnología en geekzilla.tech.