fbpx
Image default
Geekzilla » De AMOLED a Space Zoom: una retrospectiva a la historia de innovación de la serie Galaxy S
Noticias

De AMOLED a Space Zoom: una retrospectiva a la historia de innovación de la serie Galaxy S

Serie Galaxy S – El éxito de Galaxy S preparó el camino para el lanzamiento de Galaxy S2 en 2011, el cual  introdujo mejoras en la calidad de construcción.

El dispositivo fue una obra maestra, se lanzó con una pantalla Super AMOLED Plus perfeccionada, así como el procesador de teléfono inteligente más potente del mercado en su momento: Exynos 4 Dual (4210).

Si bien la pantalla de 4.27 pulgadas del Galaxy S2 era más grande que el panel de 4 pulgadas del Galaxy S, el dispositivo fue más delgado que su predecesor, con solo 8.49mm de grosor. Además, la cámara del teléfono inteligente también introdujo una conveniente función de linterna.

Las gentiles curvas del diseño inspirado en piedras de cristal del Galaxy S3 rompieron con el estereotipo de que los teléfonos inteligentes tienen bordes afilados.

El dispositivo tenía una pantalla de 4.8 pulgadas y una batería extraíble de 2.100mAh de capacidad e introdujo una variedad de funciones convenientes,  entre ellas estaban: Smart Stay, que usa la cámara frontal para detectar cuándo se está mirando al dispositivo y evita que la pantalla se apague; Direct Call, que permite llamar a un contacto inmediatamente cuando se lleva el teléfono al oído y Live Video List, que ofrece una vista en miniatura de videoclips en el reproductor de video.

Anunciado un año después, Galaxy S4 presentó un diseño que se parecía a un Galaxy S3 con biseles más delgados.

A Samsung sólo le llevó seis meses vender más de 40 millones de unidades de este modelo. Con un peso de 130 gramos y un grosor de 7.9mm, el dispositivo era más delgado y liviano que el Galaxy S3.

También presentaba una pantalla más grande, que medía 4.99 pulgadas y fue la primera en estar hecha de Gorilla Glass 3, resistente a las rayaduras.

Además de mejorar el hardware de los teléfonos inteligentes, Samsung introdujo mejoras clave en el software en forma de funciones convenientes como Smart Scroll, que permite desplazarse por el contenido inclinando ligeramente el dispositivo hacia adelante o hacia atrás, y Smart Pause, que permite que el reproductor de video se pause cuando se aleja la vista de la pantalla.

Galaxy S5 fue un dispositivo ideal que hacía todo lo que un teléfono inteligente debía, mientras mantenía la identidad de diseño única de la serie Galaxy.

Fue el primer dispositivo de la industria en añadir una cámara ISOCELL, lo que lo hizo más útil para grabar momentos de la vida cotidiana.

También fue el primer teléfono inteligente en contar con un sensor de frecuencia cardíaca que podría vincularse con otros dispositivos para monitorear la condición física de los usuarios.

Además, fue el primer modelo Galaxy S en ofrecer resistencia al agua y al polvo IP67, lo que le permitió a los usuarios permanecer conectados sin preocuparse de que la lluvia o las salpicaduras dañaran a su dispositivo.

Lanzado en 2015, Galaxy S6 marcó un nuevo capítulo para la serie al introducir otro elemento de diseño innovador: su pantalla, la primera en su tipo, era curvada en ambos lados, por lo que propiciaba un efecto tridimensional único y una experiencia de visualización más inmersiva. Fabricado con metal y vidrio, el dispositivo era extraordinariamente original y hermoso.

Los modelos Galaxy S6 también fueron los primeros de la serie en admitir la carga inalámbrica y el servicio Samsung Pay. 

Galaxy S7 se presentó como una serie que incluía dos modelos distintos: Galaxy S7 y S7 Edge. Ambos tenían resistencia al agua y al polvo IP68 y, para comodidad de los usuarios, incluían una ranura para tarjetas Nano SIM y microSD de hasta 200GB.

Los dispositivos fueron los primeros en introducir un sensor de imagen de doble píxel, que ofrecía fotos nítidas y claras incluso en condiciones de poca luz.

La cámara también presentaba un modo panorámico de movimiento, que permitía a los usuarios tomar fotografías de escenas amplias que podían verse como fotografías en movimiento.

2017 fue un año en el cual Galaxy S experimentó cambios significativos en términos de diseño y rendimiento.

Para empezar, la serie Galaxy S8 fue la primera en presentar la Pantalla Infinity de borde a borde y sin bisel de Samsung, que introdujo una nueva relación de aspecto de 18.5:9.

Los modelos S8 también fueron los primeros de la serie en intercambiar teclas físicas por botones en pantalla, lo que acentuó su elegante diseño, además fueron los primeros en contar con el asistente virtual de Samsung: Bixby, que ha demostrado ser particularmente útil para controlar el dispositivo cuando las manos están ocupadas.

Además, la tecnología de reconocimiento facial convirtió a Galaxy S8 en la única serie de teléfonos inteligentes que ofrece autenticación biométrica basada en huellas dactilares, iris y reconocimiento facial.

Galaxy S8 agregó un nuevo elemento divertido a las rutinas diarias de los usuarios al permitirles interactuar con Bixby. Después, Galaxy S9 se sumó a esa diversión al ofrecer una experiencia de usuario única que incluía fotos, videos y emojis.

La función AR Emoji de la cámara permitía a los usuarios crear sus propios avatares de realidad aumentada que podrían usarse para tomar selfies, mientras que su función Super Slow-mo les permitía capturar el movimiento de los objetos para tener videos épicos en súper slow-motion.

Otras nuevas incorporaciones incluyeron: soporte para SmartThings, que convirtieron al teléfono inteligente en un práctico control remoto para administrar dispositivos conectados, y Samsung DeX, que permitió usar el teléfono inteligente o tableta tener una experiencia similar a la de una PC.

El lanzamiento de Galaxy S10 mostró el compromiso de Samsung de ofrecer a los consumidores la libertad de elegir el teléfono inteligente perfecto para sus necesidades.

La serie contó con cuatro modelos únicos: Galaxy S10, S10e, S10+ y S10 5G. Cada uno con una pantalla completa Infinity-O que incluía un pequeño corte circular para la cámara frontal; la tecnología Dynamic AMOLED fue certificada para ofrecer un volumen de color móvil del 100% en la gama de colores DCI-P3. En total, Galaxy S10 introdujo una variedad de funciones inteligentes, incluido Wireless PowerShare, que le permite a los usuarios usar su teléfono como una base de carga inalámbrica.

Al incorporar soporte 5G en cada modelo, la serie Galaxy S20 marcó el comienzo de una nueva era para dispositivos móviles.

La combinación del sensor de imagen más grande de la serie hasta el momento y las potentes herramientas de IA garantizaron fotos y videos nítidos, mientras que una pantalla AMOLED de 120 Hz abrió la puerta a experiencias de juego y visualización más inmersivas.

Además, la cámara profesional de 108 megapíxeles de Galaxy S20 Ultra representó un gran avance en la resolución, lo que le permitió  a los usuarios hacer zoom hasta 100x para capturar momentos y detalles que pudieron haberse perdido.

Samsung también mejoró los dispositivos con un procesador seguro que funcionaba en conjunto con su plataforma de seguridad móvil, Knox, para garantizar que los datos de los usuarios permanecieran protegidos, incluso de ataques avanzados de hardware.

Galaxy S21 Ultra es el primer dispositivo de la serie que incluye compatibilidad con S Pen, exclusiva de Samsung. La combinación de S Pen y S View Flip Cover permite a los usuarios aprovechar al máximo la experiencia.

Galaxy S21 Ultra también es el primer teléfono inteligente de Samsung que cuenta con dos lentes telefoto que ofrecen un zoom óptico de 10x y un zoom espacial de hasta 100x.

Además, con una gran pantalla de 6.8 pulgadas, ofrece a los usuarios una experiencia móvil más inmersiva y enriquecedora.

La parte delantera y trasera del dispositivo están perfectamente integradas para completar el diseño llamativo de la cámara.

La tecnología de IA avanzada hace que la cámara del Galaxy S21 sea la más inteligente de Samsung hasta el momento, habilitando funciones que hacen que cada día sea épico, al ayudar a los usuarios a capturar la mejor foto o video posible.

Además de producir selfies más nítidas, la tecnología ofrece a los usuarios la posibilidad de tomar fotografías como un profesional y les permite mejorar sus tomas con varios efectos de fondo.

De igual manera, también tiene una nueva función de Zoom Lock, que compensa la tendencia de los usuarios de teléfonos inteligentes de mover la cámara al hacer zoom para tomar una foto con gran aumento.

Mientras que la nueva función Director’s View ayuda a los usuarios a elegir el lente perfecto para la grabación, colocando tres pantallas de vista previa debajo del visor de la cámara.

Así, se permite a los usuarios capturar múltiples momentos y puntos de vista dentro del mismo video, sin necesidad de edición adicional.

Otras mejoras incluyen: la capacidad de grabar videos de 8K que duran más de una hora, un filtro de luz azul actualizado, un sensor de huellas dactilares que es más grande que el modelo anterior y el doble de rápido y una función que permite a los usuarios mostrar sitios web en casi cualquier dispositivo después de iniciar sesión en su cuenta Samsung.

Desde su debut en 2010, la serie Galaxy S ha acercado a los usuarios al mundo que les rodea, les ha hecho la vida sencilla y les ha ofrecido experiencias móviles sin precedentes con una innovación revolucionaria tras otra.

A 11 años de su lanzamiento oficial, la serie sigue tan innovadora como siempre. Acompáñanos mientras recorremos el camino de la memoria y revisamos todos los modelos de la serie Galaxy S.

El primer dispositivo Galaxy S se anunció en 2010 bajo el lema ‘Súper Inteligente’. Como culminación de 20 años de arduo trabajo en la industria móvil, Galaxy S introdujo tres “S”: ‘super’ aplicabilidad a la vida y requerimientos de los usuarios, la última versión de un panel de pantalla Super AMOLED para ese momento y un ‘super’ diseño de 9.9mm de grosor.

El éxito de Galaxy S preparó el camino para el lanzamiento de Galaxy S2 en 2011, el cual  introdujo mejoras en la calidad de construcción.

El dispositivo fue una obra maestra, se lanzó con una pantalla Super AMOLED Plus perfeccionada, así como el procesador de teléfono inteligente más potente del mercado en su momento: Exynos 4 Dual (4210).

Si bien la pantalla de 4.27 pulgadas del Galaxy S2 era más grande que el panel de 4 pulgadas del Galaxy S, el dispositivo fue más delgado que su predecesor, con solo 8.49mm de grosor. Además, la cámara del teléfono inteligente también introdujo una conveniente función de linterna.

Serie Galaxy S – Las gentiles curvas del diseño inspirado en piedras de cristal del Galaxy S3 rompieron con el estereotipo de que los teléfonos inteligentes tienen bordes afilados.

El dispositivo tenía una pantalla de 4.8 pulgadas y una batería extraíble de 2.100mAh de capacidad e introdujo una variedad de funciones convenientes,  entre ellas estaban: Smart Stay, que usa la cámara frontal para detectar cuándo se está mirando al dispositivo y evita que la pantalla se apague; Direct Call, que permite llamar a un contacto inmediatamente cuando se lleva el teléfono al oído y Live Video List, que ofrece una vista en miniatura de videoclips en el reproductor de video.

Anunciado un año después, Galaxy S4 presentó un diseño que se parecía a un Galaxy S3 con biseles más delgados.

A Samsung sólo le llevó seis meses vender más de 40 millones de unidades de este modelo. Con un peso de 130 gramos y un grosor de 7.9mm, el dispositivo era más delgado y liviano que el Galaxy S3.

También presentaba una pantalla más grande, que medía 4.99 pulgadas y fue la primera en estar hecha de Gorilla Glass 3, resistente a las rayaduras.

Además de mejorar el hardware de los teléfonos inteligentes, Samsung introdujo mejoras clave en el software en forma de funciones convenientes como Smart Scroll, que permite desplazarse por el contenido inclinando ligeramente el dispositivo hacia adelante o hacia atrás, y Smart Pause, que permite que el reproductor de video se pause cuando se aleja la vista de la pantalla.

Galaxy S5 fue un dispositivo ideal que hacía todo lo que un teléfono inteligente debía, mientras mantenía la identidad de diseño única de la serie Galaxy.

Fue el primer dispositivo de la industria en añadir una cámara ISOCELL, lo que lo hizo más útil para grabar momentos de la vida cotidiana.

También fue el primer teléfono inteligente en contar con un sensor de frecuencia cardíaca que podría vincularse con otros dispositivos para monitorear la condición física de los usuarios.

Además, fue el primer modelo Galaxy S en ofrecer resistencia al agua y al polvo IP67, lo que le permitió a los usuarios permanecer conectados sin preocuparse de que la lluvia o las salpicaduras dañaran a su dispositivo.

samsung

Lanzado en 2015, Galaxy S6 marcó un nuevo capítulo para la serie al introducir otro elemento de diseño innovador: su pantalla, la primera en su tipo, era curvada en ambos lados, por lo que propiciaba un efecto tridimensional único y una experiencia de visualización más inmersiva.

Fabricado con metal y vidrio, el dispositivo era extraordinariamente original y hermoso. Los modelos Galaxy S6 también fueron los primeros de la serie en admitir la carga inalámbrica y el servicio Samsung Pay. 

Galaxy S7 se presentó como una serie que incluía dos modelos distintos: Galaxy S7 y S7 Edge. Ambos tenían resistencia al agua y al polvo IP68 y, para comodidad de los usuarios, incluían una ranura para tarjetas Nano SIM y microSD de hasta 200GB.

Los dispositivos fueron los primeros en introducir un sensor de imagen de doble píxel, que ofrecía fotos nítidas y claras incluso en condiciones de poca luz.

La cámara también presentaba un modo panorámico de movimiento, que permitía a los usuarios tomar fotografías de escenas amplias que podían verse como fotografías en movimiento.

Galaxy

2017 fue un año en el cual Galaxy S experimentó cambios significativos en términos de diseño y rendimiento.

Para empezar, la serie Galaxy S8 fue la primera en presentar la Pantalla Infinity de borde a borde y sin bisel de Samsung, que introdujo una nueva relación de aspecto de 18.5:9.

Los modelos S8 también fueron los primeros de la serie en intercambiar teclas físicas por botones en pantalla, lo que acentuó su elegante diseño, además fueron los primeros en contar con el asistente virtual de Samsung: Bixby, que ha demostrado ser particularmente útil para controlar el dispositivo cuando las manos están ocupadas.

Además, la tecnología de reconocimiento facial convirtió a Galaxy S8 en la única serie de teléfonos inteligentes que ofrece autenticación biométrica basada en huellas dactilares, iris y reconocimiento facial.

Galaxy S8 agregó un nuevo elemento divertido a las rutinas diarias de los usuarios al permitirles interactuar con Bixby. Después, Galaxy S9 se sumó a esa diversión al ofrecer una experiencia de usuario única que incluía fotos, videos y emojis.

La función AR Emoji de la cámara permitía a los usuarios crear sus propios avatares de realidad aumentada que podrían usarse para tomar selfies, mientras que su función Super Slow-mo les permitía capturar el movimiento de los objetos para tener videos épicos en súper slow-motion.

Otras nuevas incorporaciones incluyeron: soporte para SmartThings, que convirtieron al teléfono inteligente en un práctico control remoto para administrar dispositivos conectados, y Samsung DeX, que permitió usar el teléfono inteligente o tableta tener una experiencia similar a la de una PC.

Serie Galaxy S

El lanzamiento de Galaxy S10 mostró el compromiso de Samsung de ofrecer a los consumidores la libertad de elegir el teléfono inteligente perfecto para sus necesidades.

La serie contó con cuatro modelos únicos: Galaxy S10, S10e, S10+ y S10 5G. Cada uno con una pantalla completa Infinity-O que incluía un pequeño corte circular para la cámara frontal; la tecnología Dynamic AMOLED fue certificada para ofrecer un volumen de color móvil del 100% en la gama de colores DCI-P3.

En total, Galaxy S10 introdujo una variedad de funciones inteligentes, incluido Wireless PowerShare, que le permite a los usuarios usar su teléfono como una base de carga inalámbrica.

Al incorporar soporte 5G en cada modelo, la serie Galaxy S20 marcó el comienzo de una nueva era para dispositivos móviles.

La combinación del sensor de imagen más grande de la serie hasta el momento y las potentes herramientas de IA garantizaron fotos y videos nítidos, mientras que una pantalla AMOLED de 120 Hz abrió la puerta a experiencias de juego y visualización más inmersivas.

Serie Galaxy S – Además, la cámara profesional de 108 megapíxeles de Galaxy S20 Ultra representó un gran avance en la resolución, lo que le permitió  a los usuarios hacer zoom hasta 100x para capturar momentos y detalles que pudieron haberse perdido.

Samsung también mejoró los dispositivos con un procesador seguro que funcionaba en conjunto con su plataforma de seguridad móvil, Knox, para garantizar que los datos de los usuarios permanecieran protegidos, incluso de ataques avanzados de hardware.

Serie Galaxy S

Galaxy S21 Ultra es el primer dispositivo de la serie que incluye compatibilidad con S Pen, exclusiva de Samsung. La combinación de S Pen y S View Flip Cover permite a los usuarios aprovechar al máximo la experiencia.

Serie Galaxy S – Galaxy S21 Ultra también es el primer teléfono inteligente de Samsung que cuenta con dos lentes telefoto que ofrecen un zoom óptico de 10x y un zoom espacial de hasta 100x. Además, con una gran pantalla de 6.8 pulgadas, ofrece a los usuarios una experiencia móvil más inmersiva y enriquecedora.

La parte delantera y trasera del dispositivo están perfectamente integradas para completar el diseño llamativo de la cámara.

La tecnología de IA avanzada hace que la cámara del Galaxy S21 sea la más inteligente de Samsung hasta el momento, habilitando funciones que hacen que cada día sea épico, al ayudar a los usuarios a capturar la mejor foto o video posible.

Además de producir selfies más nítidas, la tecnología ofrece a los usuarios la posibilidad de tomar fotografías como un profesional y les permite mejorar sus tomas con varios efectos de fondo.

De igual manera, también tiene una nueva función de Zoom Lock, que compensa la tendencia de los usuarios de teléfonos inteligentes de mover la cámara al hacer zoom para tomar una foto con gran aumento.

Mientras que la nueva función Director’s View ayuda a los usuarios a elegir el lente perfecto para la grabación, colocando tres pantallas de vista previa debajo del visor de la cámara.

Serie Galaxy S – Así, se permite a los usuarios capturar múltiples momentos y puntos de vista dentro del mismo video, sin necesidad de edición adicional.

Otras mejoras incluyen: la capacidad de grabar videos de 8K que duran más de una hora, un filtro de luz azul actualizado, un sensor de huellas dactilares que es más grande que el modelo anterior y el doble de rápido y una función que permite a los usuarios mostrar sitios web en casi cualquier dispositivo después de iniciar sesión en su cuenta Samsung.

Artículos relacionados

Actualizan la app ‘Mujeres seguras’; se puede usar sin Internet

Geekzilla.tech

Final Fantasy VII Remake tiene ya nuevo ‘trailer’

Geekzilla.tech

Wavy CX Conference, el primer foro online en México que impulsa el servicio al cliente en la nueva era digital

Geekzilla.tech
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo al seguir navegando. Aceptar Leer más