Image default
Geekzilla » 60, 90 o 120 Hz ¿Qué diablos es la tasa de refresco?
Noticias

60, 90 o 120 Hz ¿Qué diablos es la tasa de refresco?

60, 90 o 120 Hz ¿Qué diablos es la tasa de refresco? – Nuestros smartphones se han convertido en computadoras personales, dispositivos de comunicación, herramientas de productividad y por supuesto, nuestro nuevo centro de entretenimiento.

La pantalla de nuestro dispositivo ha tomado un papel principal en lo que llamamos una buena experiencia de usuario. No sólo sirve como visor para tomar las mejores fotografías y videos, sino que además es vital cuando estamos navegando en redes sociales o consumimos contenido en video o jugamos los videojuegos más exigentes.

Precisamente desde hace un par de años, cuando vemos las especificaciones de las pantallas de los smartphones nos encontramos con el dato que la pantalla es capaz de manejar tasas de refresco ya sean de 60, 90 o 120 Hercios (Hz) pero ¿Qué significa esto?

Comencemos por hablar de un hecho que muchos damos por sentado: Las pantallas no son estáticas. El contenido y el movimiento aparecen con fluidez en la pantalla de tu teléfono porque cada píxel se actualiza constantemente para mostrar el contenido más reciente del procesador de tu dispositivo. Pero esto no ocurre al azar. Los paneles actualizan su contenido a intervalos regulares, conocidos como frecuencia de actualización.

La tasa de refresco mide el período de tiempo que transcurre cada vez que se actualiza el contenido en la pantalla de un teléfono. En otras palabras, la frecuencia y rapidez con que se actualiza el contenido de la pantalla. Medida en hercios (Hz), la frecuencia de actualización cuenta el número de veces que la pantalla se actualiza completamente cada segundo. Una pantalla de 60 Hz se actualiza 60 veces por segundo, 90 Hz es 90 veces por segundo, 120 Hz es 120 veces por segundo, y así sucesivamente. Por tanto, una pantalla de 120 Hz se actualiza el doble de rápido que una de 60 Hz y 4 veces más rápido que una de 30 Hz.

qué es la tasa de refresco

Los tiempos de actualización más pequeños también implican una menor latencia o retardo en la información desplegada de cada imagen. Cada píxel se actualiza en un tiempo sumamente pequeño o con mayor frecuencia. Por ejemplo, una pantalla de 60 Hz tarda 16,6 milisegundos en actualizarse por completo, 11,1 milisegundos en la de 90 Hz y sólo 8,3 milisegundos en la de 120 Hz. La frecuencia de refresco no es el único factor que influye en la latencia de despliegue de la pantalla, pero su contribución es importante.

¿Es mejor una pantalla con tasa de refresco de 120 Hz que una de 60 Hz? En términos estrictamente técnicos la respuesta es sí y dependiendo de la aplicación tiene mayor o menor importancia, todo se traduce al uso diario que le das a tu dispositivo.

Las ventajas de utilizar una pantalla con alta tasa de refresco son numerosas, incluso en el uso en general. Como son la visualización de animaciones, apertura y cierre de ventanas, desplazamiento de pantalla y lanzamiento de aplicaciones, se visualizarán más rápido entre mayor tasa de refresco y se observarán mayor número de detalles. En la interfaz de la aplicación de la cámara tendrá menos retardo. La fluidez mejorada de las imágenes y de los elementos de la interfaz de usuario hace que la interacción con el teléfono sea más natural y se disfrute mejor.

Cuando se trata de juegos, las ventajas son aún más relevantes y pueden incluso proporcionar una ventaja competitiva; porque recibirás información con mayor actualización sobre el juego en una pantalla de 90 Hz que una 60 Hz, lo que te permitirá reaccionar a los acontecimientos con más rapidez.

A mayor tasa de refresco se consume más energía, esto es porque los pixeles de la pantalla se actualizarán muchas más veces por segundo, demandando más carga de la batería.

Afortunadamente los chipsets de MediaTek ofrece la posibilidad de controlar pantallas con tasas de refresco adaptativa. Esta función permite que los dispositivos cambien entre distintas tasas de refresco en función del contenido y aplicación a desplegar. La ventaja del refresco adaptativo es prolongar la vida de la batería, que como hemos señalado, que puede resultar en un problema en los dispositivos móviles con pantallas de alta tasa de refresco.

MediaTek, líder en la fabricación de chipsets para teléfonos inteligentes fue pionero en desarrollar la tecnología capaz de reproducir contenido con una tasa de refresco de 120 Hz, a través de la tecnología Clearmotion que ha estado presente en sus chipsets desde la familia Helio, el fabricante asiático ha logrado un gran desempeño y fluidez en las pantallas de smartphones de nueva generación.

Además, MediaTek Clearmotion e Intelligent Display Sync 2.0 son tecnologías que en forma dinámica e inteligente escala el contenido para logra visualización rica en detalles y durante el juego ajusta la tasa de refresco de la pantalla en función de la velocidad de fotogramas detectada, lo cual garantiza una experiencia de visualización fluida y perfecta en la acción más intensa o en los escenarios que requieren mayor velocidad de respuesta.

En resumen, una mayor tasa de refresco se traduce en una experiencia de visualización con mejor detalle y mayor fluidez tanto en el uso cotidiano del smartphone o cuando nos encontramos en medio de la acción en nuestro videojuego favorito. Si somos usuarios más enfocados en la productividad quizás una pantalla con 60 o 90 Hz de tasa de refresco sean suficientes.

Pero si eres un power user quizás entonces requieras de una pantalla con tasa de refresco adaptativa con mayor frecuencia que ajuste el desempeño de tu pantalla a las exigencias de la actividad que estés desarrollando.

Artículos relacionados

MLB The Show 21 ya disponible en Xbox One, Series X|S y Game Pass

Geekzilla.tech

The Rising of the Shield Hero: 5 cosas que debes saber

Geekzilla.tech

¿Problemas con Craig? Halo Infinite se ha retrasado

Niebla
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo al seguir navegando. Aceptar Leer más